Teléfonos | OIRS Ulagos | Correo Alumnos | Correo Institucional | Radio Online | UlagosTv | Biblioteca Central
 Buscar
    CAMPUS OSORNO |     CAMPUS PTO. MONTT |     SEDE SANTIAGO |     SEDE CHILOÉ
Ver Historial de Noticias Imprimir esta Noticias Volver al Inicio

Comisión Universitaria trabaja en las principales modificaciones que tendrá el decreto 626
El rector Óscar Garrido aseguró que esta normativa que rige la permanencia de los estudiantes en la Universidad puede ser mejorada.

  20/06/2017  


El 6 de marzo de 2007 fue creado el Decreto 626 que aborda temáticas de ingreso, selección y permanencia de los estudiantes en la Universidad de Los Lagos y pese a que durante varios años en el campus Osorno no se había aplicado esta normativa, las autoridades universitarias actualmente están conscientes en que es necesario revisar y modificar algunos aspectos de este reglamento, con el solo objetivo de fortalecer los tránsitos exitosos de los estudiantes en las distintas carreras.

Uno de los puntos críticos  para los estudiantes respecto de este decreto –normativa legal creada antes del periodo del actual rector Óscar Garrido- es el tiempo que puede mantenerse en la carrera sin perder la condición de alumno regular. Y a pesar que el rector Garrido reconoce que ha tenido un mínimo impacto el Decreto 626 en afectar a estudiantes de la universidad, también destaca que es oportuno revisarlo y modificarlo, tal como lo planteó en el mes de enero, en el marco de la elaboración de un documento denominado “Focos estratégicos 2017”, cuyo propósito es fortalecer la calidad de las carreras.

“En esa oportunidad expresé y plantee al cuerpo directivo que debían trabajar con los departamentos académicos y con la jefaturas de carrera a objeto de modificar  un conjunto de reglamentos que afectan al desarrollo de los estudiantes. Entre los temas planteados estaba este decreto 626, el reglamento que norma las funciones propias de los jefes de carrera,  y toda la reglamentación que tiene que ver con la estructura y el desarrollo de la dirección de desarrollo estudiantil”, explicó.

A juicio del rector, este decreto puede ser mejorado sustancialmente. “Personalmente creo que el decreto no solamente  tiene que regular la permanencia, sino también, tiene que ofrecer condiciones para aquellos estudiantes que se ven en riesgo académico, la universidad tiene que ofrecer otros espacios de reforzamiento, de nivelación y que efectivamente mejoren sus tasas de aprobación en su itinerario formativo”.

 

COMISIÓN

Para abordar esta problemática el rector ya estableció la constitución de una comisión liderada por la Dirección de Docencia, Vicerrectoría Académica, la Dirección de Desarrollo Estudiantil, algunos académicos “y  les expresé  a la mesa de la federación de estudiantes que sería relevante poder contar con dos estudiantes representativos del estamento estudiantil para que también se integren y aporten en este rediseño”.

Se revisaron  reglamentos  que regulan la permanencia de los estudiantes en varias  universidades del Consejo de Rectores (CRUCH) con el objetivo de tener antecedentes concretos sobre qué es importante incorporar o modificar en la nueva normativa. En este sentido el rector destacó que  “es importante tener en cuenta que es necesario generar planes  de recuperación de a lo menos dos asignaturas, sea esto en periodos de vacaciones de invierno o verano que permitan el logro de una calificación mínima, estableciendo exigencias de notas mínimas de reprobación para participar en estos programas, sugiriéndose que los estudiantes que tengan notas promedio de 3.5 a 3.9 puedan participar de estos dispositivos de reforzamiento como estrategia para evitar el retraso de los estudiantes en su trayectoria formativa”.

Si se considera que los estudiantes provienen fundamentalmente del sector municipal, que están dentro de los primeros tres quintiles, se entiende que es necesario que cuenten con más y mejores condiciones de apoyo para poder asegurar un tránsito exitoso en el sistema universitario y ese es el sentido de modificar este decreto.

“Creo que es el momento de revisar por carrera las ponderaciones de las evaluaciones, tanto del proceso como de notas finales, es necesario establecer un sistema de reportes de información de manera periódica de la propia Secretaría de Estudios para los estudiantes y jefaturas de carrera respecto de su avance curricular, a objeto de prevenir eventuales riesgos de los estudiantes y la propia universidad anticiparse para colocar dispositivos de apoyo y asegurar que el estudiante pueda efectivamente concluir su carrera, revisar las previaturas y mayor flexibilidad curricular”, sostuvo el rector.

Del mismo modo, se contempla revisar toda la normativa complementaria de este decreto para poder flexibilizar el avance curricular y todas las causales de eliminación considerando temas como: exigencias de la gratuidad, tiempos de permanencia de los alumnos en sus respectivas carreras y asegurar mejores condiciones para la formación profesional.

Compartir