Innovación social ULagos-Corfo
Una nueva mirada vincula a la Universidad con la realidad regional, al entregarle herramientas a la comunidad, por medio de la transferencia tecnológica.
22/03/2018

En un emotivo encuentro que evidenció la relación virtuosa entre ciencia, tecnología e innovación social, se realizó la ceremonia de cierre de Proyectos de Innovación Social ULagos-Corfo 2016.
En la ocasión, fueron presentados los dos proyectos en que la Universidad de Los Lagos fue ejecutora. Se trata de los proyectos “Prototipo de modelo de gestión competitiva para pescadores artesanales” y “Tablero de apoyo en el proceso de lecto-escritura y comunicación para niños con trastornos motor”.
Guillermo Montúfar, director de ambos proyectos, explicó que el proyecto con el sindicato de pescadores de Estaquilla - con quienes se está desarrollando un nuevo prototipo de organización social – vincula a varios actores, incluidos la academia y pescadores. El segundo proyecto, que posibilitó la elaboración de un tablero de lecto-escritura y comunicación, desarrollado en conjunto con la Fundación Teletón de Puerto Montt, beneficiará especialmente a niños con capacidad motriz desde leve a severa.
Impacto social
Paola Ballerino, directora de Innovación y Transferencia Tecnológica de la Universidad de Los Lagos, comentó que los proyectos ejecutados responden a una de las misiones de la institución, como es la innovación, pero también apuntan a la relación con el entorno humano. “Estos proyectos, más allá de ser proyectos netamente tecnológicos, buscan la solución a problemas sociales”, dijo la directora.
En cuanto al proyecto que benefició a la Fundación Teletón de Puerto Montt, Paola Ballerino explicó que nacen de la empatía de los investigadores. “Al momento de interiorizarse acerca de un problema de comunicación de los niños con capacidades especiales, con  sus padres y con su medio, nuestros investigadores quisieron aportar con algo. Entonces, esta solución que plantea el proyecto, es suplir esa necesidad y generar un impacto más social que tecnológico”, enfatizó Ballerino.