Asume nuevo equipo directivo en programa PACE ULagos

23/03/2018

Como parte de los nuevos lineamientos institucionales y al alero de la Dirección de Inclusión Académica, asumieron Marta Villarreal Barlaro, profesora de Historia y Geografía y las sicólogas Adriana Vásquez Muñoz y Constanza Villafaña Balbontín,  como equipo directivo del  Programa de Acceso Efectivo a la Educación Superior (PACE) ULagos. Las profesionales ocuparán los cargos de coordinadora ejecutiva del programa, coordinadora de Preparación en Enseñanza Media y coordinadora del componente de Acompañamiento en Educación Superior, respectivamente. Ellas tendrán la misión de abordar este importante desafío, a fin de conciliar los lineamientos establecidos por el Ministerio de Educación y por la Universidad de Los Lagos.
Marta Villarreal, en su rol de coordinadora ejecutiva, tendrá la tarea de liderar al equipo multidisciplinario que integra el programa PACE ULagos, en Puerto Montt. Ella es profesora de Historia y Geografía por la Universidad de Concepción y cuenta con un grado de magíster en Liderazgo y Gestión Educativa. Hasta diciembre del 2017, se desempeñó como coordinadora del componente de Preparación de Enseñanza Media, liderando el contacto con más de 30 establecimientos educacionales de la región, beneficiarios del PACE ULagos.
En su nueva función, la profesora de Historia será responsable de gestionar y ejecutar los objetivos del proyecto. Asimismo, deberá monitorear el programa al interior de la Universidad de Los Lagos, liderando al equipo en el cumplimiento de los objetivos y propósitos, descritos en los términos de referencia y anexos técnicos, proporcionados por el Ministerio de Educación.
No obstante, para la nueva coordinadora del PACE, lo relevante es el sello que la educación imprime en los y las estudiantes. “El o la profesora del siglo XXI debe formar y educar en valores universales. Cuando ejerce su trabajo, tiene que poseer un compromiso social y político con la formación de todos y cada uno de sus estudiantes. Debe saber que todo lo que hace y dice, puede provocar un efecto ‘mariposa’ en sus alumnos, puesto que ese pequeño aleteo del profesor o profesora puede gatillar cambios profundos en sus estudiantes. Tengo la convicción de que nosotros, los profesores, somos  - queramos o no - entes generadores de cambios, por ende, debemos estar conscientes de que el mundo con o sin el aleteo de la mariposa, tendrá diferentes resultados. Por tanto, mi compromiso con la educación y la formación de mis estudiantes, es estar aleteando constantemente para que esos cambios se generen”, sostuvo la coordinadora.